sábado, 29 de abril de 2017

¿Quieres vivir más? Haz ejercicio en el trabajo (I)

Con motivo del Día del Trabajo, vamos a centrarnos hoy en las personas que pasan mucho tiempo sentadas en la oficina. Los riesgos de pasar ocho o más horas sentados son ya conocidos e incluyen aumento de peso, problemas metabólicos como aumento de colesterol y glucosa, posible aumento de la probabilidad de padecer determinados tipos de cáncer (próstata, ovarios, colon, pulmón...), problemas de articulaciones y dolor muscular, ansiedad, depresión, etc. Hay incluso estudios que afirman que una elevada tasa de sedentarismo es más perjudicial incluso que fumar (sin querer, de ninguna manera, minimizar los riesgos del tabaco). Y, aunque hay gente que, después de pasar tantas horas sentada en el trabajo, hace ejercicio físico fuera de la jornada laboral, esos riesgos no desaparecen pues un rato de ejercicio físico intenso no compensa los efectos negativos de tantas horas sentadas.
Imagen de "Medical Gallery of Blausen Medical

A estos efectos se suman los producidos en manos y brazos por movimientos repetitivos, al pasar muchas horas trabajando con teclados, como las tenosinovitis, el síndrome del túnel carpiano, etc., y en la visión, por mirar durante mucho tiempo pantallas de ordenador, tabletas y smartphones, como la fatiga ocular o el ojo seco. También los malos hábitos posturales durante horas y horas pueden causar muchos problemas en la musculatura dorsal, cervical, etc., que se verán agravados en el caso de equipamiento ergonómicamente inadecuado (sillas y mesas más bajas o altas de lo necesario, no graduables, pantallas viejas, de mala calidad o mal calibradas...).  Todos estos efectos negativos no son tan peligrosos, pero, si no se previenen ni se tratan a tiempo, pueden acabar repercutiendo en la calidad de vida e incluso ser altamente incapacitantes.

Por otra parte hay estudios que señalan la probabilidad de que los hábitos que adquirimos en el lugar de trabajo se mantengan fuera de él, de manera que personas muy sedentarias en la oficina tienen más probabilidad de continuar siendo sedentarias en casa, pasar muchas horas sentadas frente a la tele, el móvil o la tableta, incrementando así los riesgos. 

Imagen de www.hks.uk
No es menos cierto que, para muchos, por las características del puesto de trabajo o por la poca conciencia de los jefes en estas cuestiones, no les resulta fácil romper esa rutina perjudicial. Por ejemplo, el consejo de levantarse uno o dos minutos cada hora y pasear por la sala o el pasillo a menudo es juzgado como "ya estás perdiendo el tiempo, no eres capaz de centrarte ni estar un rato sentado", etc. Como si pasar horas y horas sentado sin moverse fuese a repercutir en un aumento de la productividad, cuando en muchos casos es justamente lo contrario.

Lo bueno es que no es necesario interrumpir constantemente la actividad laboral, ni realizar ejercicios de alta intensidad durante períodos prolongados. Según algunos estudios, como el National Health and Nutrition Examination Survey (EE.UU. 2015) de Centers for Disease Control and Prevention  levantarse de la mesa de trabajo y caminar durante solo dos minutos reduce el peligro de muerte prematura asociado al sedentarismo hasta en un 33%.

Así que, si trabajas en una oficina o un puesto de trabajo que requiera estar muchas horas sentado, este es nuestro consejo de hoy para que mejores significativamente tu salud: da un paseo de dos minutos (o algo más, si puedes) cada hora de trabajo. Romperás el hábito del sedentarismo ininterrumpido y mejorarás tu salud. Si tu jefe te llama la atención, explícaselo directamente o acude al servicio de salud de tu empresa. Seguro que podrás conseguir que entiendan que, tanto tu bienestar, como tu rendimiento laboral, mejorarán.

En una próxima entrada te daremos otros consejos para evitar los problemas del sedentarismo en el trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario